fbpx
28
Oct

Hospital de pandemias, la nueva cara de Valdebebas

##covid19 #HOSPITAL #MADRID

El nuevo hospital de pandemias de Madrid, también conocido como Isabel Zendal, ha sido construido en el área residencial de Valdebebas. Habiendo transcurrido tan sólo 4 meses desde que se puso la primera piedra, este hospital tiene prevista su inauguración el próximo 31 de Octubre, según ha confirmado la Consejería de Sanidad madrileña. 

Recibe su nombre en homenaje a Isabel Zendal Gómez, considerada por la OMS como la primera mujer enfermera de la historia en misión humanitaria e internacional, que ayudó a erradicar la viruela en la “Expedición Balmis”, cuya duración fue desde 1803 hasta 1806.

LA NUEVA CARA DE VALDEBEBAS

El objetivo de su inauguración, según el Gobierno Regional es “seguir reforzando el sistema sanitario madrileño con un nuevo centro público frente a posibles rebrotes de coronavirus Covid-19 u otras enfermedades “. Además, será un centro de referencia en investigación, formación y desarrollo de nuevas soluciones terapéuticas para el COVID-19 y futuras pandemias. De esta manera, el Hospital de Emergencias de la Comunidad de Madrid, servirá para no congestionar el resto de los hospitales madrileños.

 

El nuevo Hospital de Pandemias  que ya ha sido presentado como una continuación del “éxito” de Ifema,  ha supuesto una inversión de aproximadamente 50 millones de euros. El hospital será polivalente, estará basado en un sistema de pabellones modulables, para habilitar únicamente la parte necesaria y así, ser capaz de adaptarse a cualquier plan funcional. 

LAS INSTALACIONES EN CIFRAS

La superficie total del hospital superará los 45.000 metros cuadrados. Estarán distribuidos en tres pabellones de 7.400 metros cada uno, el centro logístico/almacén central del SERMAS de 7.900 metros, un área administrativa de 5.700 metros, central de instalaciones de 1.250 y una avenida peatonal de 2.745 metros cuadrados. Cabe mencionar que, el hospital Isabel Zendal, funcionará también como almacén central del Servicio Madrileño de Salud para material sanitario.

Estará dotado de 1008 camas, repartidas en 20 unidades de hospitalización de 48 camas cada una, y contará con un total de 48 puestos de UCI y Cuidados Intermedios. Dispondrá también de áreas de Diagnóstico por imagen (salas convencionales y portátiles de rayos X, un equipo de TAC, etc.) y un laboratorio.

Tendrá salas de curas para intervenciones menos complejas, que podrán habilitarse como quirófanos o zonas de CMA (cirugía mayor ambulatoria) si así fuera necesario.

Dispondrá de un sistema de vanguardia para monitorizar a los usuarios mediante tecnología IoT, que servirá para garantizar la adecuada circulación entre pacientes y profesionales por los circuitos diferenciados de ‘limpio’ y de ‘sucio’.

 

La Comunidad otorgó la obra del hospital a 14 empresas. Los elegidos son, entre otros, cuatro estudios de arquitectura con experiencia en hospitales y grandes constructoras como Sacyr Infraestructuras S.A, Constructora San José S.A, Dragados S.A y Ferrovial Servicios S.A. 

Impernor Asbitra ha sido seleccionada por las cuatro constructoras autoras de su construcción, para la realización de las unidades de impermeabilización de la obra, debido a la dilatada experiencia de su división hospitalaria, habiendo desarrollado más de 20 hospitales en todo el territorio nacional en los últimos ejercicios.

La presidenta de la Comunidad de Madrid y líder del Gobierno autonómico, Isabel Díaz Ayuso, indica que el proceso está siendo “seis veces más rápido que trabajos de similares dimensiones”.

Esto es gracias al modelo “fast-track” en el que el diseño del proyecto y la ejecución de la obra se realizan de manera solapada, reduciéndose de manera considerable el tiempo total de ejecución.

La técnica de construcción empleada consiste en elaborar los componentes estructurales (módulos) en fábricas y luego transportarlos en vehículos a la ubicación para levantar el edificio.

Es una forma de construir cada vez más popular, la misma utilizada en China para levantar el hospital de Wuhan. Otro motivo por el que el hospital de Madrid abrirá tan pronto es su sencillez. En España son habituales los hospitales generales y no este tipo de centros monotemáticos. 

 

 

Es un proyecto de gran envergadura y a su vez necesario, debido a la situación actual que sufre España por el Covid-19. Se ha optado por construir un hospital versátil, polivalente y sectorizable con visión a futuro. Una infraestructura que se adapta a cualquier tipo de contingencia o aumento de demanda sanitaria.

Una ventaja de los edificios prefabricados es que pueden ser transformados fácilmente. Esto podría ayudar a darle una nueva utilidad al Isabel Zendal en un futuro poscovid-19

Comparte en: